Tipos de bolsas de malla para verduras

Para aumentar la vida útil de sus verduras, las bolsas de malla son una solución absoluta. Las bolsas de malla para verduras son transpirables, ligeras y fáciles de almacenar. Las bolsas de malla para verduras son ideales para almacenar verduras de piel gruesa y de raíz, como cebollas, ajos y patatas.

Las bolsas de malla de nailon para verduras son resistentes, flexibles, ligeras y rentables. Son 100% reciclable y reutilizable por lo que también son ecológicos.  

Estas bolsas están disponibles en distintos tamaños y colores, y también se pueden personalizar. Conozcamos mejor los distintos tipos de bolsas de malla para frutas y verduras.

¡Sigue rodando!

¿Cuántos tipos de bolsas de malla para frutas y hortalizas existen? 

1. Tipo básico

Cuando se trata de bolsas para verduras, el tipo más básico está hecho de material de malla fina que es adecuado para la mayoría de las verduras. Este tipo de bolsa es ideal para minimizar el uso de plásticos de un solo uso y bolsas de papel. 

Almacenar las verduras en bolsas de malla facilita su transporte y evita que sufran daños. Estas bolsas también son versátiles y pueden utilizarse para una gran variedad de productos, como cebollas, patatas, lechugas y zanahorias. 

2. Tipos basados en tipos de verduras

Si busca bolsas diseñadas específicamente para albergar verduras más pesadas o frágiles, aquí tiene algunas opciones:

Bolsas de malla reforzadas

Estas bolsas están fabricadas con materiales más resistentes y duraderos. Por ejemplo, malla más gruesa o costuras reforzadas. Como resultado, pueden contener verduras más pesadas sin desgarrarse ni romperse. Busque bolsas que mencionen explícitamente el refuerzo o características de alta resistencia.

Bolsas de malla fina

Las bolsas de malla fina tienen aberturas más pequeñas que las bolsas de malla normal. Como resultado, son adecuadas para verduras delicadas o pequeñas, evitando que resbalen o se dañen. Las bolsas de malla fina son ideales para guardar productos como tomates cherry, bayas o hierbas aromáticas.

Bolsas de malla acolchadas

Para las hortalizas extremadamente frágiles, las bolsas de malla acolchadas proporcionan una amortiguación y protección adicionales. Estas bolsas suelen llevar un material acolchado blando, como espuma o algodón. Este material se cose al tejido de malla para proteger los productos delicados de golpes o magulladuras.

3. Tipos especiales

Bolsas de cordón

Las bolsas de malla con cordón son el tipo más popular de bolsas de malla reutilizables para verduras. El cierre de cordón permite abrir y cerrar la bolsa con facilidad. Además, estas bolsas son ecológicas porque se pueden reutilizar.

Sin embargo, su mayor desventaja es que podría ser mejor para almacenar verduras que requieren un ambiente húmedo. Además, estas bolsas para verduras suelen estar diseñadas para ser compactas y ligeras. Esto puede limitar su capacidad para transportar verduras más grandes o voluminosas.

Bolsas refrigeradas

Se trata de bolsas de malla diseñadas específicamente para guardar verduras en el frigorífico. Además, estas bolsas vienen con una capa aislante adicional, que ayuda a mantener las verduras frescas durante más tiempo. Además, las bolsas vienen con un cierre de cremallera, que ayuda a mantener las verduras aseguradas.

Estas bolsas pueden ser bastante caras en comparación con las bolsas de malla con cordón. Además, es posible que tengan que ser más versátiles y sólo puedan utilizarse para guardar verduras en el frigorífico.

Bolsas multifunción

Las multifuncionales están diseñadas para satisfacer diversas necesidades. Están hechos con varios compartimentos, cada uno diseñado con una función diferente.

Por ejemplo, algunas de estas bolsas vienen con un compartimento separado para verduras secas. Mientras que otras tienen una sección para verduras refrigeradas. Las bolsas de malla multifuncionales son versátiles y pueden almacenar distintos tipos de productos.

A veces pueden resultar difíciles de limpiar, sobre todo si las bolsas tienen varios compartimentos.

Tipos en función del material

 

Bolsas de malla de algodón

Bolsas de malla de algodón

Las bolsas de malla de algodón para verduras son ecológicas porque están hechas de materiales naturales. Son una ventaja añadida para quienes buscan opciones sostenibles. Estas bolsas también están libres de productos químicos nocivos.

Sin embargo, son menos duraderas que las bolsas vegetales, ya que pueden rasgarse o estirarse con el tiempo. Además, las bolsas de malla de algodón no se pueden lavar a máquina, por lo que hay que hacerlo a mano, y suelen tener una menor capacidad de carga de peso.

Bolsa de pantalla

Las bolsas de malla para verduras fabricadas con material de malla son muy transpirables, lo que permite que las verduras se mantengan frescas durante más tiempo. También son bolsas de malla reutilizables para verduras. A diferencia de las bolsas de plástico, permiten un almacenamiento óptimo con una acumulación mínima de humedad.

Por otra parte, las bolsas de malla son menos duraderas que las de plástico y pueden romperse con el tiempo. Además, las verduras pequeñas pueden colarse fácilmente por los agujeros de la malla. Esto puede frustrar al consumidor.

Bolsas de malla de poliéster

MESH_BAG-81

Bolsas de malla de poliéster son más duraderas que las bolsas de malla de algodón, ya que no se estiran con facilidad. Además, pueden lavarse a máquina, lo que facilita mucho su mantenimiento.

La desventaja de las bolsas de malla de poliéster es que no son ecológicas, ya que están fabricadas con materiales sintéticos. Sin embargo, su capacidad de carga es mayor que la de las bolsas de malla de algodón. Por eso son ideales para transportar verduras pesadas.

Bolsas de malla de nailon

Las bolsas de malla de nailon son similares a las de poliéster en cuanto a durabilidad y lavabilidad a máquina. Además, tienen mayor capacidad de carga que las bolsas de algodón, lo que las convierte en las bolsas de malla ideales para la compra de verduras.

Sin embargo, podrían ser más respetuosas con el medio ambiente. Las bolsas de malla de nailon también son más caras que las de algodón y poliéster, principalmente por su material.

Bolsas de malla de silicona

Junto con el nailon, son las bolsas de malla ideales para hervir verduras por su resistencia al calor (~400℃). Además, el material de silicona alimentaria no es tóxico y es seguro para el contacto con alimentos, lo que garantiza la frescura e integridad de sus productos.

Al ser las bolsas de malla para verduras más utilizadas, permiten una circulación de aire adecuada, evitando la acumulación de humedad y prolongando la vida útil de frutas y verduras. Las bolsas de malla de silicona también son duraderas, resistentes al desgarro y reutilizables.

¿Cómo utilizar las bolsas de malla para verduras?

BOLSA DE MALLA

1. Seleccione la bolsa adecuada

Elija una bolsa de malla adecuada a sus necesidades específicas, como la rollo de bolsa de malla para verduras para usos múltiples o bolsas de malla para verduras al por mayor si tiene un negocio. 

Tenga en cuenta factores como el tamaño, la abertura de la malla y la durabilidad en función del tipo y la cantidad de hortalizas que piense almacenar o transportar.

2. Cargar la bolsa

Coloque las verduras en la bolsa de malla, asegurándose de no llenarla demasiado. Deja espacio suficiente para que circule el aire y evitar que se estropeen antes de tiempo.

3. Asegurar la bolsa

Dependiendo del tipo de bolsa de malla que tenga, utilice el mecanismo de cierre suministrado, como un cordón, un cierre basculante o una cremallera, para sellar la bolsa de forma segura. Este paso evita que las verduras se caigan o se dañen durante el transporte o el almacenamiento.

4. Almacenar o transportar

Una vez que la bolsa de malla esté bien cerrada, puede guardarla en el frigorífico, la despensa o cualquier otro lugar adecuado. Si utiliza la bolsa para transportar verduras, asegúrese de que está bien colocada para evitar que se mueva o se aplaste.

5. Limpieza y reutilización

Para reciclar las bolsas de malla para verduras, vacíe los restos de verduras y enjuague la bolsa con agua para eliminar cualquier residuo. Dependiendo del material y de las instrucciones del fabricante, puede lavar la bolsa a mano o a máquina. A continuación, seque completamente la bolsa para volver a utilizarla.

Conclusión

Las bolsas de malla para verduras son versátiles y prácticas para almacenar y transportar productos. Son transpirables, ligeras y fáciles de guardar. Los distintos tipos responden a necesidades específicas, desde la malla fina para productos delicados hasta las bolsas de silicona resistentes al calor. Puede mantener la frescura y la organización seleccionando la bolsa adecuada, limpiando las verduras y cerrándola de forma segura. 

Deja una respuesta

Consigue una cotización
Cita


    Por favor, demuestra que eres humano seleccionando el la bandera.